9/13/2017

PRIMERAS CITAS...

¡Queridos Dirtys!

Si hay algo que dé más pánico que estar soltera a los 30, es la primera cita después de una relación larga. ¡El ser humano y su miedo a decepcionar!

Imaginad que conocéis a alguien nuevo y que las estrellas se alinean y que quiere quedar para tomar un café o lo que surja.

¡Ohhhhh! ¡Terror! ¡Tembleque en las piernas! ¡Dudas everywhere!

Si a eso le sumáis el eco de ciertas voces en vuestra cabeza que os recuerdan conversaciones del pasado.

—No eres una chica en la que los hombres se fijen a la primera…

—Eres demasiado heavy y poco femenina…

—Llevas el pelo cortado como un tío, muchos tatuajes…no atraes… ¿quién te va a querer?

El terror que produce la primera cita es en plan…¡Oh, my god! No puedo respirar, creo que me está dando un ataque al corazón… ¿Se estará riendo de mí? ¿Quedar conmigo será una broma?

Sí, chic@s, de verdad ¿A qué es así? Decidme que no he sido la única paranoica que se ha hecho esas preguntas…

Después de mucho tiempo con la misma persona… crees que no hay más mundo…que no habrá nadie destinado para ti, ni para una cita, ni para nada…

Después de tanto tiempo con la misma persona…

Llega el conocer a alguien nuevo y tener que poner todo de tu parte para que funcione ese primer café, ese primer paseo por el parque, ese caminar sin rumbo fijo hacia ninguna parte, ese primer encuentro del que depende todo.

Si a eso le sumáis la timidez, el no saber ligar porque en realidad nunca lo hiciste ya que te ligaron, los silencios por culpa de los miedos, la poca facilidad para hablar cuando no se conoce a la otra persona, ese rugir de tripas, llamémosle: mariposas, tus propias inseguridades como mujer, tus propios fantasmas…

La primera cita puede llegar a resultar un auténtico desastre. ¿Verdad?

No sabes dónde colocar las manos. Si le tocas puede pensar que tocas a todos, si no le tocas pensará que no te interesa. Si te acercas mucho te pondrás nerviosa porque el chico te parece guapísimo, si no te acercas seguirás tensa porque lo que quieres es acercarte.

El café amenaza con salirse de la taza, los pies tropiezan al caminar y parece que vas medio borracha y no has bebido nada de alcohol, tienes el estómago revuelto y ganas de vomitar, miedo de soltar gilipolleces o lo que es peor…acabar hablando de tu ex…

Pánicoooo. La primera cita puede llegar a ser lo peor.

¿Quién inventaría las primeras citas después de tanto tiempo? ¿Debería existir algún manual para ello? ¿Le hay? ¡Seguro que sí porque ya está todo escrito!

Y si las cosas van bien, y el chico no ha salido corriendo durante el café, después de ese primer paseo llega el temido momento del beso.

HABEMUS nuevo problema. EL BESO

¿Besar o no besar en la primera cita? ¿Recordáis cómo se besaba? ¿Qué tus besos le gustasen a tu ex no quiere decir que les vaya a gustar a los demás tíos del planeta? ¿Habrá química?

Ya sabemos todos lo que pasa con las expectativas que nos creamos en nuestra mente calenturienta y que después…

Y llega el beso, los choques de manos, los giros de cabeza, los golpes por culpa de los nervios, las sonrisitas tontas… ¿Quién idearía los nervios?

Y después de ese beso…llegan más. Porque queridos amiguitos, los besos son adictivos. Una vez que has empezado ya no puedes parar…

Y claro, no es lo mismo tener 30, que tener 15, ni mis antiguos 21. A una el cuerpo le pide muchas cosas…Y ya sabemos que después de las rupturas las hormonas están revolucionadas y son como demonios gritando en tu cabeza.

Y el angelito te dice: para, se va a pensar que eres una fresca. Pero el demonio te dice: quítaselo todo. ¡Pero cuidado que estás a plena luz del día! Exhibicionismos los justitos…

Resultado: Acabas tocando los botones de la camisa del muchacho como si se tratase de un chaleco bomba, asegurándote de que no va a saltar ninguno, con un duelo interno entre ángel y demonio que no te está poniendo fácil la primera cita. Culpa de oír voces…

¡Y frenas en seco! Y vuelves a los besitos, a la charla y a las sonrisas tontas, aunque por dentro te estés muriendo de calor, que aunque una parezca muy Freeze después acaba siendo como un puto koala. ¡Pobre muchacho…!

Y al final…después de tantos nervios, de tantas dudas, de no poder dormir la noche anterior, de temblar como una hoja, te das cuenta de que ni te ha dado el infarto, ni te has muerto.

¡¡Has sobrevivido a la primera cita!! Biennnnn!!! ¡¡¡Aplausos aquí!!!

Ya no importa si te vuelven a llamar o no. Eso es otra cosa.

Lo importante es que has sobrevivido y que ya puedes tachar de la libreta de cosas nuevas por hacer, lo de tener una primera cita.

Y sí, queridos amigos. Con el tiempo vuelves a recordar ciertas frases de tu pasado.

—Demasiado heavy, poco femenina, no atraes a nadie…

Y tanto tu ángel como tu demonio gritan dentro de tu cabeza:

—¡Chúpate esa!

Y sí, lo gritan levantando el dedo corazón en una peineta.

Aunque después todo se desvanezca, aunque después vuelvas a casa sola, y estés sola. Hay momentos vividos que ya no te los quita nadie. Y sabes que a la nueva Beka, esos momentos pasados le sacarán sonrisas tontas. Porque en esa primera cita te lo pasaste muy bien, volviste a sentir y la escarcha que rodeaba tu corazón se deshizo hasta morir de calor.

Y eso es lo que realmente importa. Sentir. Vivir cada segundo como te dé la gana. Pase lo que pase después.

¿Vosotros también habéis tenido pánico a esas primeras citas? ¿Os dio ansiedad? ¿Estuvisteis al borde del infarto? ¡Contadme! Sé que hay mucha soltera por aquí, por vuestros mensajes, viviendo lo mismo que yo.

¡Espero que os haya gustado este nuevo desvarío!

El próximo habla de cierto juguetito, marca Lelo, al que adoro…¡Ahí lo dejo! Jijijijijiji


¡Un abrazo muy sucio, Dirtys!

2 comentarios:

  1. ole tú!!!!!!!!!!!
    JEJEJE, me ha encantado leerte y saber que estás feliz y, titi, qué razón tienes en tó, pero los miedos son para pisarlos y sentirnos más altas ;) así que hale, palante!!! en mi caso eso de la primera cita va a tardar muuuuucho porque estoy colgadísima de un British y claro, vive a 1200 km y hablamos mucho y nos vemos en foto ;) pero eso de olernos y tocarnos, ciencia-ficción!!! espero no morirme yo tampoco ni descoyuntarle si le pillo un día, jajaja :D
    Y sí, lo de la marca Lelo ya me dirás, yo me acabo de gastar 60 pavos en lovehoney porque sí, las hormonas las tengo por las nubes, mucho más que los miedos ;)
    un abrazo infinito, mi bromance!!!

    TU ERES PRECIOSA, CON TU PELO, CON TUS TATTOOS, TODA TU!!!! NUNCA LO OLVIDES <3 <3 <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar siempre ahí, my bromance!! Soy tan preciosa que inspiré un personaje tuyo, y eso es más amor del que merezco recibir xD Eres única. Y el día que pilles a ese British le vas a dejar muerto matado!! Yo volveré a las primeras citas hasta que alguna se convierta en algo más;-) Hay que probar, probar, probar xD
      Te quiero, my bromance!

      Eliminar

Todos aquellos comentarios sin respeto serán eliminados automáticamente.