3/27/2017

YA NO ESPERO NADA DE NADIE...

¡Queridos Freezers!

Encontré esta frase impresa en una imagen hace unas horas y no he podido evitar hacerla mía.

Estos días, algo dentro de mí se ha roto para siempre. Desde hoy me tomaré la vida de otra manera. He tomado la decisión de no esperar nada de nadie. Ni de mi pareja, ni de mi familia, ni de los pocos amigos que tengo. De nadie.

Porque cuando te tratan mal y te rompes…tienes que reconstruirte de nuevo y cuesta. Cuesta mucho cuando las personas que más te decepcionan son las que deberían quererte, las que decidieron protegerte de todo y de todos. Y entonces llegas a la conclusión de que en realidad estás sola.

Estoy sola.

No tengo a nadie más que a mí misma. Nadie cuidará de mí. Nadie me querrá como yo me quiero. Y he de aprender a vivir con ello para no sentirme decepcionada. Para no sentir esto que siento hoy, que algo dentro de mí está roto y vacío…

Es doloroso sentirse así. Sentir que todo tu mundo se desmorona en una fracción de segundo. Pero dicen que en la vida lo que no te mata te hace más fuerte y sé que, aunque estos días me haya sentido derrumbada y totalmente perdida, volveré a sonreír. ¡Con ganas!

Porque creo que me lo merezco. Porque llevo en mi sangre la lucha de mis ángeles por un mundo mejor, porque sé que una parte de su energía sigue brillando, hasta en mis noches más oscuras, detrás de las estrellas y bombeando en mi corazón.

A veces basta una conversación silenciosa frente una lápida, para tener las cosas mucho más claras cuando la cabeza arde y el corazón se tambalea. Cuando no sabes lo que sientes, cuando percibes esa batalla entre lo que deberías hacer y lo que realmente quieres hacer.

No soy de las que se rinde. Por eso he decidido luchar. 

La vida me ha enseñado que hay que dejarse la piel, el sudor y las lágrimas cuando algo nos importa. Pero los golpes y los traspiés también me han mostrado que la paciencia no es infinita, que llega un momento en el que tenemos que decidir el dolor que aceptamos y el que ya no es dolor sino sufrimiento. Y como bien dijo el sabio Buda, éste último es opcional. Somos nosotros quienes decidimos si nos aferramos al dolor o lo destruimos.

Hace un año decidí que viviría la vida a pleno pulmón, que ya no me contendría más, que no sería la Beka que otros quieren que sea, que no me conformaría porque me estaba traicionando a mí misma, a mis raíces.

Por eso hoy decido no esperar nada de nadie. Ni para bien ni para mal. Porque solo cuando esperas algo de otras personas sientes el dolor al darte cuenta de que nadie es como tú. Cada ser humano es distinto, tiene sus propias prioridades y no porque tú lo des todo…vas a recibirlo.

Así, si te sorprenden con algo bueno: sonreirás. Y si es mal lo que recibes: no te dolerá tanto. 
Sé que mientras me tenga a mí misma, algo estaré haciendo bien. A veces no perder esta idea de la mente es la que te ayuda a tirar hacia delante.

Al menos me tengo a mí misma. A la Beka que quiero ser y con la que siempre soñé. Hay quienes ni siquiera se tienen y por eso han de refugiarse en los demás para ser felices. Yo lo hacía, en serio, lo he hecho durante mucho tiempo. Pero ya no. Y quizá sea ese el problema de sentirme como me siento.

A partir de hoy me tomaré la vida bebiendo de ella lo que me ofrezca, pidiéndome más y siendo inconformista solo conmigo, luchando por mis sueños, por mis sonrisas, por el amor. Pero sin mendigarlo, sin esperar, sin suspirar. Porque cuando los suspiros se convierten en vacío al golpear contra el cristal... Duele demasiado.

Y no quiero volver a sentirme perdida. No quiero volver a sentirme una muñeca de trapo rota, con el corazón repleto de escarcha y quebrado en mil pedazos.

Quiero sonrisas. Sonrisas. Y más sonrisas.

Porque es lo que todos nos merecemos de la vida. Sonrisas. Porque para llorar siempre hay tiempo.

Por eso he decidido no esperar nada de nadie y que el tiempo diga lo que ha de suceder.

Una parte de mi destino está escrito, la otra soy yo la que decido cómo escribirla…en la novela de mi vida. Y desde hoy lucharé para que cada página en blanco esté impregnada de tinta que merezca la pena. Porque no quiero regresar la mente hacia atrás un día y darme cuenta de que debería haber hecho las cosas de otra manera.

No quiero más lágrimas. No quiero volver a sentirme decepcionada por los que más quiero. No quiero volver a mirarme al espejo y vislumbrar mi alma rota.

Porque creo que no me merezco sentirme nadie.

Porque intento que cada persona que se cruza en mi camino sonría, se sienta valorad@ y luche por sus sueños. Y por eso quiero lo mismo para mí.

Sé que estas palabras suenan demasiado tristes, pero quedaos con el mensaje. En el momento que no esperéis nada de nadie seréis mucho más felices. 

Huele a despedida. Y lo es. Este será mi último desvarío en una temporada. Beka Von Freeze necesita un tiempo para sí misma. Necesita vaciar lo que duele, echarlo de su corazón y recomponerse. Y si mi humor es negro acabaré escribiendo cosas poco positivas y vosotros siempre estáis ahí acompañándome y merecéis la mejor versión de mí.

Pero tranquilos, el Kick Boxing me ayudará a resurgir.

El Kick Boxing me ha cambiado, me ha convertido en una mujer más fuerte mentalmente y quizá sea ese el motivo por el que hoy estoy aquí tomando esta decisión.

Recordad que nada nos mata, excepto la muerte, que solo tenemos una vida y debemos vivirla como queramos, con ansias y saboreando cada minuto porque puede ser el último. Recordad que debéis ser felices para vosotros mismos, no para la felicidad de otros. Y que tenéis derecho a ser, que no debéis mendigar por nada.

Que cada uno hemos de luchar por mantenernos en pie porque nadie nos levantará del suelo si nosotros no damos el impulso primero.

Que luchamos solos y vencemos de la misma manera. 

Recordad que sois fuertes, que valéis mucho y que os lo merecéis TODO.   

Que quien quiera estar en vuestra vida os lo demuestre y el que no quiera estar que se marche.


¡Un abrazo escarcha con mil sonrisas bonitas!

¡Hasta la próxima!

8 comentarios:

  1. Mi niña, no sé que es lo que te estará pasando pero, primero, quiero que sepas que puedes contar conmigo para lo que necesites, y sabes que yo no soy de frases hechas; si lo digo es por algo. Segundo, tienes toda la razón. Yo cometo muchas veces el error de esperar que lo que doy es lo que la gente da. Y eso no es así. Y luego me llevo chascos con mucha gente. Por suerte el chasco me dura unos segundos la mayoría de las veces, pero cada cierto tiempo tengo que frenar y hacer como tú, así que te entiendo precisamente.

    Un beso y aquí esperaré a que vuelvas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para no volver a llevarme chascos, creo que la mejor decisión es justamente esa: no esperar nada de nadie y que el tiempo ponga todo en su sitio.
      Un abrazote y gracias, de verdad, por estar ahí.

      Eliminar
  2. Hola guapísima. Yo sé que eres fuerte y saldrás adelante. Ese ave fenix que llevas dentro te llevará donde quieras y cuando quieras.
    Tienes razón con aquello de no esperar nada de nadie. De nadie. Pero yo, al menos, espero que vuelvas y que lo hagas muy pronto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volveré, simplemente por los que siemrpe estáis al otro lado.
      Un besoo

      Eliminar
  3. Animo preciosa . Yo sé que eres fuerte y luchadora,saldrás adelante. Eres como el ave fenix que resurguira con mas fuerza.
    Que razón llevas en no esperar nada de nadie. Pero yo se que volveras y espero que sea pronto.Espero que no suene egoista pero leerte es lo mejor que me ha pasado en estos momentos tan duros de mi vida. Ahora me queda volver a releerte mientras tu curas tus heridas.
    Aqui te estaré esperando.
    Besos y abrazos en la distancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volveré, y después de comentarios como el tuyo, lo haré para dar la mejor versión de mí misma porque no os merecéis otra cosa.
      Que pienses que leerme es lo mejor que te ha pasado en estos momentos duros, me llena de orgullo y satisfacción, aunque tb suene egoísta, porque significan mucho para mí estas palabras.
      Un abrazo enorme y gracias por preocuparte, por preguntar por privado, por todo, Mar <3

      Eliminar
  4. Adelante guerrera, defiende tu sonrisa! (un consejo que me dio una buena amiga porque yo también estoy en ello, defendiéndome, y pronto el tiempo dirá, ahora ¡patada, patada! ;)
    te envío mcuha fuerza, amor y un abrazo superfuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las patadas las tenemos que dar al aire (o en mi caso a mi compi de Kick que la tengo frita a la pobre porque estos días la he pegado demasiado fuerte xD), porque dar la patada a quien nos ha decepcionado sería perder a quien quiero. Por eso he preferido vaciarme, tomarme un tiempo y ver las cosas con la mente fría, porque si lo llego a hacer en caliente...
      Pero bueno, que expulsaré todo lo que me haga daño y que volveré con las pilas más cargadas.
      My bromance, gracias por todo mi Mara.

      Eliminar

Todos aquellos comentarios sin respeto serán eliminados automáticamente.